…”EL MOMENTO JUSTO PARA PERDONAR”…

“Perdonar no es olvidar, es recordar sin que te duela.”

“Un perdón dado demasiado rápido no aliviará a nadie. Es aconsejable esperar que el perdón se imponga casi por sí mismo”

Para algunos, perdonar es un acto de coraje, para otros, una confesión de debilidad, cuando la situación en la que estamos parece no dejarnos otro camino que ‘preferir la venganza’, es muy difícil que lleguemos a poder conceder el perdón”.

A continuación, se detallan 6 pasos a seguir para poder PERDONAR:

1. Reconocer el daño: ¿Cómo sabemos que tenemos algo que perdonar? Cuando sentimos dolor, daño, heridas frente a algunas personas.

2. Identifica las emociones implicadas: una vez que eres consciente de qué es lo que ha causado el dolor en tu vida,es necesario identificar lo que has sentido. Hay tres sentimientos básicos que solemos sentir cuando se nos hiere:

-Miedo: generalmente hay muchas situaciones que nos marcaron cuando fuimos niños, por lo que en la edad adulta es natural que todo lo relacionado con eso que nos hicieron, nos cause miedo;

-Culpa y vergüenza: tendemos a culparnos por cosas que no hemos hecho o sentirnos avergonzados de quienes somos;

-Ira: cuando nos enfrentamos con lo que nos ha causado el dolor, la ira sale a la superficie; el enojo, la rabia, se asoman y esto lo trasladamos a todas las áreas, a nuestra vida laboral, personal, de pareja, en familia, es una reacción de haber sido dañados.

Es importante entonces, reconocer de dónde se genera esa ira, el miedo o la culpa y porqué nace o cómo surge.

3. Expresa tu dolor e ira: no contengas ni te dejes llevar tampoco por la ira, porque si tomas decisiones en ese estado, las consecuencias no serán nada agradables. No obstante, no la reprimas, no dejes de sentir dolor, exprésalo, evita acumularlo. Es válido estar enojado, lo que no es válido es expresar todo lo que se  siente en los demás ni que se llegue al extremo de que en tu vida el dolor sea una constante. Todo tiene su momento, su tiempo, por decirlo así.

Recuerda: no basta con sentir, es necesario expresar lo que se siente, es importante sacarlo de tu vida y esto lo puedes hacer hablando con alguien de confianza, escribiendo una carta a esa persona que te hirió o hablarle como si la tuvieses enfrente.

4. Pon límites para protegerte a tí mismo: es importante y saludable, aprender a establecer límites. Pero recuerda que tu límite termina cuando empieza el límite de los demás.

5. Cancela la deuda: en este paso es importante deshacernos, por nuestro propio bien más que por el de la otra persona,  de lo que sucedió. Es el tiempo de perdonar. Es el tiempo de dejar atrás aquello que tanto daño te hizo. Es el tiempo de liberarte.

6. Considera la posibilidad de la reconciliación: este paso es conveniente cuando se puede, mientras dependa de tu parte. Puedes buscar a la persona y confrontarla primero agradeciendo y luego dejándole saber lo que te hizo, con el fin de estar en paz. Es muy importante tomar en cuenta que el perdón es unilateral, eres tu quién decides perdonar a alguien, sólo TU.

¿Cómo saber si hemos verdaderamente perdonado? Cuando ya no sentimos más enojo, ni rencor al reencontramos con aquella persona que alguna vez  nos ha hecho sufrir.

Recuerda que el perdón empieza por uno mismo.

…POR ESO..VIVE EN PAZ..Y

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s